TATUAJES

TATUAJES, SIGNIFICADO Y TRASCENDENCIAS


Es claro que un tatuaje no es una decisión que deba tomarse a la ligera, pues, partiendo de que es algo que es para siempre (incluso los métodos para removerlos dejan una cicatriz), es necesario estar completamente seguros de que queremos hacerlo y de que verdaderamente queremos que aquello que decidimos marcar se quede ahí para siempre. Según los registros, se han encontrado momias tatuadas con más de cinco mil años de antigüedad que muestran marcas en la piel como símbolo de estatus, como forma de adorar a los dioses o como un método para identificar castas. En Oriente, por ejemplo, se sabe que se empezó a trabajar la técnica tradicional del tatuaje por ahí del siglo X a.C y que los tatuajes incluso fueron utilizados por algunos emperadores con líneas mucho más estéticas y de forma ornamental, pues en Japón se tenía la costumbre de marcar a los delincuentes con tatuajes vergonzosos; esto posteriormente se transformó en el Yakuza: un tipo de tatuaje que cubría casi la totalidad del cuerpo y servía para distinguir a los distintos bandos de la mafia japonesa. Los tatuajes llegaron al mundo occidental gracias a los marineros que viajaron a la India y las Islas Polinesias, ahí tuvieron la oportunidad de ver el arte en la piel y fueron instruidos en la técnica del tatuaje. Se sabe que el primer estudio de tatuajes estuvo en la ciudad de Nueva York y abrió en 1846. El estudio atendía a los sectores populares y ser tatuador empezó a verse como una profesión después de la invención de la primera máquina de tatuajes. A pesar de que ya tenía valor estético, los nazis los utilizaron para marcar a sus victimas al ingreso del campo de concentración, poniéndoles un número con tinta azul.


PARTES MAS DOLOROSAS
Costillas y caja torácica Tobillos y pies Cabeza OJOS Genitales
Muchísimas personas lo consideran como uno de los lugares más dolorosos para tatuarse, especialmente los hombres. La zona de las costillas tiene capaz de piel muy delgadas y por ende, las terminaciones nerviosas allí son más vulnerables que en muchas otras partes del cuerpo. Ciertamente, y hasta puedo dar mi propio testimonio. De todos mis tatuajes, este es de los que más dolor me ha provocado. Lo que pasa en esta zona es que casi no hay grasa para proteger los nervios y el roce de la aguja allí se vuelve considerablemente desagradable. No hay quien se haya tatuado la cabeza y pueda afirmar que no sintió dolor. Se trata de una zona sumamente sensible y repleta de huesos, siendo de los lugares más dolorosos para hacerse un tatuaje. Los tatuajes en los ojos son de los más innovadores y flamantes. Aunque hay muy pocas personas que se han animado a tatuarse los ojos, sí son muchísimos los nervios que hay en esta zona. Por otra parte, otras regiones cercanas, también en el ojo, son las del maquillaje permanente en las cejas y los labios. Una región sensible y dolorosa Obviamente, los genitales son el peor lugar para tatuarse, si lo que te preocupa es el dolor. Una de las funciones más importantes de esta parte del cuerpo es la de producir placer y para que esto suceda, hay allí muchísimos nervios que si son estimulados de la manera incorrecta (como clavándole repetidamente una aguja) producirá mucho dolor.